Women In Tech: De fisioterapeuta a desarrolladora de nuestra biblioteca documental

Si Nadia Gallardo pudiera regresar en el tiempo se diría a sí misma: “aprende a programar y hazlo hoy”. Aunque es kinesióloga de profesión, en la tecnología encontró el desafío que hoy le da una realización completa. Su inspiradora historia se suma al movimiento Women In Tech.

 

A sus 31 años cuenta que, como kinesióloga, nunca encontró lo que realmente buscaba. Ni en el salario, ni en la posición profesional, ni en la flexibilidad laboral.

 

“Venía de un mundo machista. Sentía que en las entrevistas laborales te perfilaban y si notaban que querías ser mamá, te negaban el trabajo”, cuenta Nadia, que está casada desde 2016. 

 

Precisamente su esposo y uno de sus hermanos son ingenieros informáticos y le decían constantemente: “Aprende a desarrollar, en la tecnología está la estabilidad laboral”

 

Así que en el 2020, en plena pandemia, Nadia se lanzó al vacío y decidió aprender a programar. En su camino encontró a Laboratoria, la organización latinoamericana que impulsa a mujeres a comenzar su carrera en la tecnología y disminuir la brecha de género en esta industria.  

 

Ser hoy una de las 2.000 egresadas de Laboratoria le costó “mucho esfuerzo y disciplina”, dice Nadia. Durante los 6 meses del bootcamp tuvo un trabajo de medio tiempo y la otra mitad del día estudiaba. “Estaba frente al computador de 8 a 8, y a veces más”. 

 

Te puede interesar: Remote first: ¿por qué escogimos este modelo para estrenar oficinas?

 

¡Women in Tech!

 

Nadia nunca olvidará cuando ganó su primera hackathon en Laboratoria. Esto porque “a las mujeres nos educaron pensando que éramos ‘la compañera de’ y no las protagonistas de las historias”, recuerda esta desarrolladora.

 

No había pasado un mes desde que ella terminó el bootcamp, cuando tuvo su primera entrevista en Apiux. El 4 de noviembre de 2020, Nadia se convirtió en una yellower. 

 

“Siempre agradezco a Apiux porque a pesar de no tener experiencia profesional, llegué como frontend al equipo encargado de desarrollar un producto digital propio de la compañía”, cuenta Nadia. 

 

Su misión como desarrolladora en React ha sido programar todos los botones y acciones de la biblioteca documental de Apiux. Cuenta que su experiencia como yellower en estos nueve meses le ha cambiado la vida.

 

Dice que “estar en un equipo 100% remoto, con compañeros con más de 10 años de experiencia en el rubro, me ha enseñado muchísimo. El trabajo es desafiante y flexible, y también hay mucha confianza”. 

 

 

Además del aprendizaje, Nadia ha ganado calidad de vida: tener la flexibilidad laboral y un salario competitivo le han mostrado otro camino.

 

“Dejé de ser una esclava de los turnos. Ahora puedo decidir en qué momentos y condiciones trabajar. Con esto, le diría a otras mujeres: atrévanse. Hacen falta mujeres en la tecnología”, anima Nadia.  

 

La desarrolladora resalta la importancia de que las mujeres se empoderen en sus trabajos y sean felices también profesionalmente. 

 

En Chile, esta es una necesidad cada vez más latente, ya que según el último Informe de Política Monetaria del Banco Central, “la pandemia podría dejar secuelas permanentes en el empleo femenino. Los puestos de trabajo de mujeres cayeron un 23,67% durante la pandemia, en cambio, los de los hombres bajaron un 18,35%. 

 

Desde Apiux alentamos la diversidad e inclusión de género en la tecnología. Como Nadia, queremos tener a más mujeres desarrolladoras con nosotros. 

 

Síguenos en LinkedIn o escríbenos para estar enterado de nuestras posiciones. ¡Tu talento es el límite!

 

Contáctanos
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies